Fertilización en In Vitro

Ginecólogo Especialista en Fertilización In Vitro en Guadalajara

Fertilización en In Vitro

Fecundación InVitro, FIV, IVF, Embarazo Artificial.

¿Qué es la inseminación?, ¿Cómo se realiza?, ¿Para qué casos se recomienda?, ¿ Si me hago una inseminación es seguro que me embarace?

Descripción

La fecundación in vitro es una serie de procedimientos complejos utilizados para mejorar la fertilidad o prevenir los problemas genéticos, y para ayudar en la concepción de un niño. Durante la fecundación in vitro, se recolectan óvulos maduros de los ovarios y se los fecunda con espermatozoides en un laboratorio. Después, el óvulo o los óvulos fecundados (embrión o embriones) se implantan en un útero. Un ciclo completo de fecundación in vitro lleva alrededor de tres semanas. A veces, estos pasos se dividen en diferentes partes y el proceso puede tomar más tiempo. La fecundación in vitro es la forma más efectiva de tecnología de reproducción asistida. El procedimiento se puede realizar utilizando tus propios óvulos y los espermatozoides de tu pareja. O también, la fecundación in vitro podría utilizar óvulos, espermatozoides o embriones de un donador desconocido o anónimo. Las posibilidades de tener un niño sano utilizando la fecundación in vitro dependen de varios factores, como tu edad y la causa de tu infertilidad. Por otra parte, la fecundación in vitro puede llevar tiempo, intentos, es costosa, ( Pero es muy importante acudas a consulta a fin de definir exacto tu caso e individualizar, ya que cada paciente es diferente). Yo estoy para ayudarte en ese proceso

¿Por qué necesito una FIV?

La fertilización in vitro es un tratamiento para la infertilidad o para los problemas genéticos.
N
Si te interesa la fecundación in vitro para tratar la infertilidad
N
Tú y tu pareja ya han probado opciones de tratamientos antes de probar con la fecundación in vitro, como : medicamentos para la fertilidad que aumentan producción de óvulos o una inseminación intrauterin.
N
O simplemente presentan alguna enfermedad que los hace candidatos directos a esta técnica de entrada.

¿Cómo se realiza?

La Fertilización In Vitro, consta de varios pasos:
  • Estimulación ovárica. La fecundación in vitro es iniciada en el tercer día de la menstruación y consiste de un régimen de medicación para estimular el desarrollo de folículos múltiples en los ovarios. En la mayoría de las pacientes se emplean inyecciones de gonadotropinas (generalmente análogos de la FSH), realizando controles frecuentes de los niveles de estradiol, y del crecimiento folicular mediante ultrasonografía ginecológica. Normalmente se necesitan 5 – 10 días de inyecciones (Muy variable de acuerdo a pacientes). La ovulación espontánea durante el ciclo se previene por el uso de agonistas GnRH o antagonistas GnRH, que bloquean el surgimiento natural de la hormona luteinizante (LH).

  • Extracción de ovocitos.Cuando se considera que la maduración de los folículos es adecuada, se administra a la paciente gonadotropina coriónica humana (ß-hCG). Esta molécula, que actúa como un análogo de la hormona luteinizante (LH), provocará la ovulación alrededor de 36 horas después de la inyección, pero el procedimiento de extracción tiene lugar justo antes de que esto ocurra. La extracción de los ovocitos se realiza por vía transvaginal, utilizando una aguja muy fina guiada por ultrasonidos, que pincha la pared vaginal para alcanzar los ovarios. Los ovocitos se aspiran por la aguja, y el fluido folicular se traslada al laboratorio de FIV para identificar los óvulos. Esto es un proceso que dura alrededor de 20 minutos y puede realizarse mediante anestesia-sedación o parcial.

  • Fecundación. Una vez en el laboratorio, los ovocitos extraídos se limpian, eliminando las células que los rodean y preparándolos para la fecundación. Al mismo tiempo, el semen se prepara para la fecundación, eliminando las células inactivas y el fluido seminal. Si el semen proviene de un donante, probablemente habrá sido preparado antes de ser congelado y puesto en cuarentena, y cuando sea descongelado estará listo para usar.
    El esperma y el ovocito se incuban juntos (en un ratio de aproximadamente 75.000:1) en el medio de cultivo durante unas 18 horas. Para entonces la fecundación debería haber ocurrido y el ovocito fecundado debería mostrar dos pronúcleos. Cuando el recuento de espermatozoides es bajo, un único espermatozoide se inyecta directamente en el ovocito, mediante la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). El óvulo fecundado se pasa a un medio de cultivo especial y se mantiene durante alrededor de 48h hasta que alcanza el estadio de 6-8 células.

  • Transferencia de embriones. Los embriones se puntúan por el embriólogo según el número de células, la paridad del crecimiento y el grado de fragmentación. Normalmente, para mejorar las posibilidades de implantación y embarazo, se transfieren varios embriones simultáneamente.
    El número de embriones que se transfieren depende del número disponible, la edad de la mujer, consideraciones diagnósticas y limitaciones legales (en algunos países, el número máximo se limita a dos o a tres). Los embriones que se consideran «mejores» se transfieren al útero de la mujer a través de un catéter de plástico muy fino, que se introduce a través de la vagina y el cérvix y se controla mediante su visualización por ultrasonidos.

¿Qué enfermedad o padecimiento puede trata?

  • Trastornos de la ovulación. Si la ovulación es poco frecuente o ausente, hay menos óvulos disponibles para la fertilización.

  • Endometriosis. La endometriosis ocurre cuando el tejido uterino se implanta y crece fuera del útero, lo que con frecuencia afecta la función de los ovarios, el útero y las trompas de Falopio.

  • Daño u obstrucción en las trompas de Falopio. El daño o la obstrucción en las trompas de Falopio dificulta la fertilización de un óvulo y el recorrido del embrión hacia el útero.

  • Esterilización o extracción previa de las trompas. Si te has ligado las trompas, un tipo de esterilización en la que se cortan o se bloquean tus trompas de Falopio para prevenir embarazos de forma permanente, y quieres concebir, la fecundación in vitro puede ser una alternativa a la reversión de la ligadura de trompas.

  • Fibromas uterinos. Los fibromas son tumores benignos en la pared del útero y son frecuentes en mujeres de entre 30 y 40 años. Los fibromas pueden interferir en la implantación del óvulo fertilizado.

  • Producción o función del semen afectadas. Los espermatozoides pueden tener dificultades para fertilizar un óvulo si en el semen hay una baja concentración de espermatozoides, si estos presentan movilidad débil (movilidad deficiente), o si presentan anormalidades en su tamaño y forma. Si los espermatozoides presentan anormalidades, tu pareja deberá consultar a un especialista para determinar si hay problemas corregibles o si existen cuestiones de salud no diagnosticadas.

  • Infertilidad sin causa aparente. La infertilidad sin causa aparente significa que no se han encontrado causas de infertilidad a pesar de la evaluación de las causas frecuentes.

  • Trastornos genéticos.Si tú o tu pareja corren el riesgo de transmitirle algún trastorno genético a tu hijo, podrían ser candidatos a un diagnóstico genético de preimplantación, un procedimiento que incluye fecundación in vitro. Luego de que los óvulos sean recolectados y fertilizados, son examinados en busca de problemas genéticos, aunque no se pueden hallar todos los problemas genéticos. Los embriones sin problemas identificados se pueden transferir al útero.

  • Preservación de la fertilidad. Ante el cáncer u otras enfermedades. Si estás por comenzar un tratamiento oncológico, como la radiación o la quimioterapia, que puede afectar tu fertilidad, la fecundación in vitro para la preservación de la fertilidad puede ser una opción. Las mujeres pueden someterse a una recolección de los óvulos de los ovarios y congelarlos sin fertilizar para su uso posterior. O los óvulos pueden ser fertilizados y congelados como embriones para su uso posterior.
  • Procedimientos Asociados

    Es la técnica indicada para aquellos casos en los que la muestra espermática está severamente afectada, en fallos previos de fecundación por FIV convencional, oligo-teratozoospermia severa, azospermia en el eyaculado, entre otros.
  • En este caso un sólo espermatozoide es introducido directamente en el citoplasma del ovocito mediante técnicas y un sistema especial de micro-manipulación.
  • En pacientes azospérmicos (sin espermas) en el eyaculado, se impone la necesidad de realizar una biopsia de testículo o la aspiración epididimaria para confirmar la existencia de espermatozoides y tener el diagnóstico histológico.
  • De la confirmación de formas maduras de espermatozoides dependerá la posibilidad de realizar el procedimiento en forma homóloga o heteróloga (espermatozoides propios o donados), o en algunos casos la suspensión del mismo ya que la pareja en ausencia de la posibilidad de llevar a cabo el procedimiento con sus propias células reproductivas, prefiere no continuar.
  • ¿Cómo te Preparas?

    Al elegir donde realizar una fertilización in vitro, debes recordar que el índice de éxito depende de muchos factores, como la edad de los pacientes y problemas médicos, así como también de la población de tratamiento de la clínica y los enfoques de tratamiento. Antes de comenzar un ciclo de fecundación in vitro con sus propios óvulos y esperma, será necesario que tú y tu pareja se realicen diversos análisis, tales como los siguientes:
  • Análisis de reserva ovárica. Para determinar la cantidad y la calidad de los óvulos, el médico puede evaluar la concentración en sangre de la hormona estimulante del folículo, de estradiol (estrógeno) y de la hormona antimulleriana durante los primeros días del ciclo menstrual. Los resultados del análisis, generalmente junto con una ecografía de los ovarios, pueden ayudar a predecir cómo responderán los ovarios al medicamento para la fertilidad.
  • Análisis del esperma. Si no se realiza como parte de la evaluación inicial de fertilidad, el médico realizará un análisis del esperma poco después de comenzar un ciclo de tratamiento de fecundación in vitro.
  • Análisis para detección de enfermedades infecciosas. Tanto a ti como a tu pareja se les realizarán análisis para detectar enfermedades infecciosas, como el VIH.
  • Examen uterino. Se examinará el revestimiento uterino antes de que comiences con la fecundación in vitro. Esto puede implicar una sonohisterografía, en la que se inyecta líquido en el útero a través del cuello uterino, y una ecografía para obtener imágenes de la cavidad uterina. También puede comprender una histeroscopia, en la que se inserta un telescopio (histeroscopio) delgado, e iluminado a través de la vagina y el cuello uterino en el útero.
  • Antes de comenzar un ciclo de fecundación in vitro, considera preguntas importantes, como las siguientes:

  • ¿Cuántos embriones se van a transferir?La cantidad de embriones que se transfieren se basa generalmente en la edad y la cantidad de óvulos obtenidos. Debido a que el índice de implantación es menor para las mujeres mayores, se les suelen transferir más embriones, excepto en el caso de las mujeres que utilizan óvulos de una donante u óvulos probados genéticamente.
    Sigo pautas específicas para evitar embarazos múltiples de alto orden (trillizos o más) es importante tener comunicación y acordar con el médico-paciente la cantidad de embriones que se transferirán antes del procedimiento de transferencia.

  • ¿Qué harás con los embriones excedentes? ( Si llega a haber )Embriones excedentes se pueden congelar y almacenar para uso futuro durante varios años. No todos los embriones sobrevivirán al proceso de congelación y descongelación, aunque la mayoría sí lo hará.
    La criopreservación puede hacer que los ciclos futuros de fecundación in vitro sean menos costosos y menos invasivos. También, puedes donar los embriones congelados que no uses a una pareja. Otra opción que tienes es descartar los embriones que no uses ( Estos es algo que dependerá en el caso solamente de ti como paciente )

  • ¿Cómo afrontar un embarazo múltiple?Si se te transfiere más de un embrión al útero, la fecundación in vitro puede provocar un embarazo múltiple, lo que presenta riesgos para tu salud y la de tus bebés. Es importante que el proceso en si de la fecundación in vitro y todos sus procesos involucrados no son un proceso exacto.
  • Después del procedimiento

    Después de la transferencia de embriones, puedes retomar tus actividades diarias habituales. De todos modos, es posible que los ovarios sigan agrandados. Trata de evitar actividades intensas que pueden provocar molestias. Los efectos secundarios generalmente comprenden los siguientes:
  • Paso de una pequeña cantidad de líquido limpio o hemorrágico poco después del procedimiento debido al hisopado del cuello uterino antes de la transferencia de embriones.
  • Sensibilidad en la mama debido a los altos niveles de estrógeno.
  • Hinchazón leve.
  • Cólicos leves.
  • Estreñimiento.
  • Si sientes un dolor moderado o intenso luego de la transferencia de embriones, debes comunicarte con el médico. Él te examinará para ver si existen complicaciones, como una infección, la torsión de un ovario (torsión ovárica) y el síndrome de hiperestimulación ovárica.

    Resultados

    Aproximadamente de 12 días a dos semanas después de la obtención de óvulos, se solicita HGC Cuantitativa en sangre para detectar si estás embarazada. Si estás embarazada, se iniciara la atención prenatal. Si no estás embarazada, dejarás de tomar progesterona y tendrás el período menstrual aproximadamente en una semana. Si no tienes el período menstrual o si tienes un sangrado inusual, comunícate con el médico. Si te interesa intentar con otro ciclo de fecundación in vitro, se te puede sugerir los pasos que debes seguir para mejorar tus posibilidades de quedar embarazada con la fecundación in vitro.

    Tasas de Éxito

    Las posibilidades de tener un bebé saludable luego de una fecundación in vitro dependen de varios factores, tales como:
  • Edad de la madre. Mientras más joven seas, más posibilidades tienes de quedar embarazada y tener un bebé saludable utilizando tus propios óvulos durante la fecundación in vitro. A las mujeres de 41 años o más se les recomienda considerar el uso de óvulos de una donante durante la fecundación in vitro para aumentar las posibilidades de tener éxito ( Valorando cada caso en particular).

  • Estado del embrión.

  • Muestra espermática. La transferencia de embriones que están más desarrollados está relacionada con índices de embarazo más altos, en comparación con la de embriones menos desarrollados (segundo o tercer día). Sin embargo, no todos los embriones sobreviven en el proceso de desarrollo. Es importante hablar acerca de tu situación particular.

  • Antecedentes reproductivos. Las mujeres que ya han dado a luz anteriormente tienen más probabilidades de quedar embarazadas mediante fecundación in vitro que las mujeres que nunca han dado a luz. Los índices de éxito son menores para las mujeres que utilizaron varias veces la fecundación in vitro pero no quedaron embarazadas.

  • Causa de la infertilidad. Tener un suministro de óvulos normal aumenta tus posibilidades de quedar embarazada con una fecundación in vitro. Las mujeres que tienen endometriosis grave tienen menos posibilidades de quedar embarazadas con una fecundación in vitro que las mujeres que tienen una infertilidad sin causa aparente.

  • Factores relacionados con el estilo de vida. Por lo general, se obtienen menos óvulos durante la fecundación in vitro de las mujeres fumadoras, y dichas mujeres pueden sufrir abortos espontáneos con más frecuencia. Fumar puede disminuir un 50 % las posibilidades de una mujer de tener éxito con una fecundación in vitro. La obesidad puede disminuir tus posibilidades de quedar embarazada y tener un hijo. El consumo de alcohol, drogas recreativas, cafeína en exceso y determinados medicamentos puede ser perjudicial.