Infertilidad - Esterilidad

Especialista en Infertilidad y Esterilidad en Guadalajara

Infertilidad

Esterilidad, Infertilidad

¿Qué causa la infertilidad?, ¿Existen tratamientos para la infertilidad?, ¿Por qué se produce la Infertilidad Femenina?, ¿Qué es la esterilidad femenina?, ¿Cómo puedo saber si soy infértil?, ¿Cuáles son las causas de la infertilidad?, ¿Cómo aumentar la fertilidad?

Descripción

La infertilidad se define como el intento de tener un hijo (manteniendo relaciones sexuales frecuentes) durante al menos un año sin éxito. En caso de edades más avanzadas se recomienda consultar después de transcurridos seis meses de relaciones sexuales sin lograr un embarazo.

La esterilidad femenina, la esterilidad masculina o una combinación de las dos afecta a millones de parejas en México, de acuerdo con datos del INEGI, hay aproximadamente 1.5 millones de parejas que presentan este problema, y menos del 50% de éstas acude a un especialista.

La infertilidad se debe a factores femeninos alrededor de un tercio de las veces y a factores masculinos aproximadamente otro tercio de las veces. En el resto de los casos, la causa es desconocida o una combinación de factores masculinos y femeninos.

Las causas de la esterilidad femenina pueden ser difíciles de diagnosticar. La especie humana no tiene un alto poder reproductivo, se habla de un 25% de posibilidad de embarazo en la relación sexual mantenida en el momento de ovulación de una mujer. Aproximadamente 1 de cada 6 parejas en edad fértil se verá afectada de esterilidad. Estos porcentajes conciernen a mujeres menores de 35 años, a partir de esa edad el potencial reproductivo disminuye y después de los 40 años, la posibilidad de embarazo por mes es menor de 10%.

Existen muchos tratamientos disponibles, que dependen de la causa de la infertilidad.

Quién puede tratar o diagnosticar está enfermedad o padecimiento: Ginecólogo con experiencia en Técnicas de Reproducción Asistida (TRA).

Cuándo debes consultar con un médico y buscar ayuda depende de tu edad.

Hasta los 35 años de edad, la mayoría de los médicos recomiendan tratar de quedar embarazada durante al menos un año antes de los análisis o el tratamiento.

Si tienes entre 35 y 40 años, habla sobre tus preocupaciones con el médico luego de haber intentado durante ya 6 meses.

Si tienes más de 40 años, es posible que el médico quiera comenzar los análisis o el tratamiento de inmediato.

Es posible que el médico también quiera realizar análisis o tratamientos de inmediato si tú o tu pareja tiene problemas de fertilidad conocidos, o si tienes antecedentes de períodos irregulares o dolorosos, enfermedad pélvica inflamatoria, abortos espontáneos reiterados, tratamiento oncológico o endometriosis.

Medios de diagnóstico

Examen físico general, incluido un examen ginecológico normal. Estos son alguno de los exámenes específicos de fertilidad:

FACTORES FEMENINOS:

Análisis de ovulación. Un análisis de sangre mide los niveles de algunas hormonas para determinar si estás ovulando. Y correlacionar con imágenes de Ultrasonido en el tamaño de los folículos en el ovario.

Análisis de reserva ovárica. Esta prueba ayuda a determinar la cantidad de óvulos disponibles para la ovulación. Este enfoque a menudo comienza con pruebas hormonales en las primeras etapas del ciclo menstrual.

Histerosalpingografía. La histerosalpingografía evalúa el estado de tu útero y de las trompas de Falopio y busca obstrucciones u otros problemas como adherencias. Se inyecta un medio de contraste para rayos X en el útero y se toma una serie de radiografías para determinar si la cavidad es normal y para ver si el líquido se derrama fuera de las trompas de Falopio.

Otros análisis de hormonas. Otros análisis de hormonas chequean la producción de Hormona Antimulleriana (HAM) juega un papel importante en el desarrollo de los órganos sexuales del feto. En la mujer, los niveles de AMH pueden dar información sobre la fertilidad, la capacidad de quedar embarazada.

Pruebas de diagnóstico por imágenes. La ecografía pélvica/vaginal busca enfermedades en el útero o los ovarios. A veces, se utiliza un sonohisterograma, también llamado histerosonografía de infusión salina, para ver detalles dentro del útero que no se pueden ver en una ecografía común.

Según tu situación, alguna vez los análisis pueden comprender:

Histeroscopia. Según los síntomas, pueden realizar histeroscopia para chequear otras enfermedades uterinas. Durante el procedimiento, se inserta un dispositivo delgado con luz a través del cuello uterino en el útero para ver posibles anormalidades.

Laparoscopia. Esta cirugía mínimamente invasiva implica realizar una pequeña incisión en el ombligo e insertar un dispositivo un lente con camara para observación angosto para examinar las trompas de Falopio, los ovarios y el útero. Con una laparoscopia se puede identificar la endometriosis, las cicatrices, las obstrucciones o las irregularidades de las trompas de Falopio, como también problemas en los ovarios y el útero.

Es importante destacar. No es necesario someterse a todas o algunas de estas pruebas antes de descubrir la causa de la infertilidad. Según el caso se evalúa que es necesario y en qué orden se deben realizar.

FACTORES MASCULINOS:

Análisis del semen. El médico puede solicitar una o más muestras de semen. El semen generalmente se obtiene mediante la masturbación o la interrupción de las relaciones sexuales y eyaculación de semen en un recipiente limpio. Tu muestra de semen se analiza en un laboratorio. En algunos casos, se puede analizar la orina para detectar la presencia de espermatozoides.

Análisis de hormonas. Es posible que te hagan un análisis de sangre para determinar el nivel de testosterona y otras hormonas masculinas.
Análisis genéticos. Se pueden realizar análisis genéticos para determinar si hay algún defecto genético que causa la infertilidad.

Biopsia testicular. En determinados casos, se puede realizar una biopsia testicular a fin de identificar anomalías que contribuyen a la infertilidad o de obtener espermatozoides para técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro.

Pruebas de diagnóstico por imágenes. En ciertas situaciones, se pueden realizar estudios de diagnóstico por imágenes, como una resonancia magnética cerebral, una ecografía transrectal o del escroto, o un análisis del conducto deferente (vasografia).

Otros análisis especiales. En casos excepcionales, se pueden realizar otros análisis para evaluar la calidad de los espermatozoides, como la evaluación de una muestra de semen para detectar anomalías en el ADN.

Tiempo de recuperación

Dependerá en cada caso individual según el padecimiento o padecimientos relacionados con la Infertilidad para saber si es posible y en cuanto tiempo se puede dar la solución y llegar al embarazo deseado.

Síntomas

La infertilidad no presentan síntomas que sirvan para alertar sobre esta enfermedad.

N

El principal signo de la infertilidad es la incapacidad de quedar embarazada. Un ciclo menstrual demasiado largo (35 días o más), demasiado corto (menos de 21 días), irregular o ausente puede significar que no hay ovulación. Es probable que no haya otros signos o síntomas evidentes.

Tratamientos

Algunas mujeres pueden necesitar una o dos terapias para mejorar la fertilidad. Otras mujeres necesitan varios tipos diferentes de tratamientos para lograr el embarazo.

Cómo estimular la ovulación con medicamentos para la fertilidad.

Los medicamentos para la fertilidad son el principal tratamiento para las mujeres que son infértiles debido a trastornos de la ovulación. Estos medicamentos regulan o inducen la ovulación.

Inseminación intrauterina (IUI).

Durante la inseminación intrauterina, los espermatozoides sanos se colocan directamente en el útero alrededor del momento en que el ovario libera uno o más óvulos para ser fertilizados. Según las razones de la infertilidad, el momento de la inseminación intrauterina se puede coordinar con tu ciclo normal o con los medicamentos para la fertilidad.

Cirugía para restaurar la fertilidad.

Los problemas uterinos como los pólipos endometriales, el tabique uterino, el tejido cicatricial intrauterino y algunos fibromas se pueden tratar con cirugía histeroscópica. La endometriosis, las adherencias pélvicas y los fibromas más grandes pueden requerir cirugía laparoscópica o cirugía con un corte más grande del abdomen. Se ha comprobado que la cirugía para remover zonas de endometriosis duplica las probabilidades de lograr un embarazo. La cirugía también sirve para extraer fibromas uterinos, pólipos o cicatrices, que pueden afectar la fertilidad.

Tecnología de reproducción asistida

La tecnología de reproducción asistida (TRA) es cualquier tratamiento de fertilidad en el que se manipulan el óvulo y los espermatozoides. Existen varios tipos de TRA.

La fecundación in vitro (FIV)

Es la técnica de TRA más común. La FIV consiste en estimular los ovarios y recuperar varios óvulos maduros, fertilizados con espermatozoides en una placa de laboratorio e implantar los embriones en el útero días después de la fecundación.

A veces se utilizan otras técnicas en un ciclo de FIV, tales como:

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).

Se inyecta un solo espermatozoide directamente en un óvulo maduro. La ICSI se utiliza a menudo cuando la calidad o cantidad de semen es deficiente, o si los intentos de fecundación durante los ciclos de FIV anteriores han fracasado.

Eclosión asistida.

Esta técnica ayuda a la implantación del embrión en el revestimiento del útero abriendo la cubierta exterior del embrión (eclosión).

Óvulos o esperma de donante.

La mayor parte de la TRA se realiza utilizando óvulos y espermatozoides de la pareja. Sin embargo, si hay problemas graves con los óvulos o con los espermatozoides, puedes optar por utilizar óvulos, espermatozoides o embriones de un donante conocido o anónimo.

Cuidado y apoyo

Para las mujeres que están pensando en quedar embarazadas pronto o en el futuro, estos consejos pueden ayudar a optimizar la fertilidad:

Mantén un peso normal. Las mujeres con sobrepeso y bajo peso presentan mayor riesgo de sufrir trastornos de ovulación. Si necesitas perder peso, haz ejercicio en forma moderada. El ejercicio intenso y vigoroso de más de cinco horas a la semana se ha asociado con una disminución de la ovulación.

Deja de fumar. El tabaco tiene varios efectos negativos en la fecundidad, sin mencionar los efectos negativos que tiene en la salud general y la del feto. Si fumas y estás pensando en quedar embarazada, deja de fumar ahora.

Evita el alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede causar disminución de la fecundidad. El consumo de alcohol puede afectar la salud de un feto en desarrollo. Si estás planeando quedar embarazada, evita el alcohol y no bebas alcohol mientras estés embarazada.

Reduce el estrés. Algunos estudios han demostrado que las parejas que sufren estrés psicológico tienen resultados menos efectivos en los tratamientos de esterilidad. Si puedes, busca la forma de reducir el estrés en tu vida antes de intentar quedar embarazada.

Limita la cafeína. Las investigaciones sugieren que limitar el consumo de cafeína a menos de 200 miligramos al día no debería afectar la capacidad para quedar embarazada. Eso es aproximadamente una o dos tazas de 6 a 8 onzas de café por día.

Medicamentos

Los medicamentos para la fertilidad generalmente funcionan como las hormonas naturales, la hormona estimulante del folículo (FSH) y la hormona luteinizante (LH), para desencadenar la ovulación. También se usan en mujeres que ovulan para tratar de estimular un mejor óvulo o un óvulo u óvulos adicionales.

Habla con tu médico sobre las opciones de medicamentos para la fertilidad, incluidos los beneficios y riesgos de cada tipo.

Procedimientos médicos

Seguimiento folicular

Cirugías

  • Histeroscopia
  • Laparoscopia

Técnicas de reproducción asistida (TRA)

  • Inseminación Uterina
  • Fertilización In Vitro ( FIV )